21-04-2019
El Señor resucitó, Aleluya ¡¡¡¡
Después de celebrar la Semana Santa, el domingo de Pascua llega como un rayo de luz y esperanza para toda la humanidad. El evangelio de hoy: Jn. 20, 1 – 9., nos presenta a las mujeres ir en busca de Jesús, y no lo encontraron y avisaron a los apóstoles. Pedro fue, y junto a él, el otro discípulo ambos vieron y creyeron. La fe, y el amor que recibieron de Jesús les hizo comprender todo lo vivido, y compartido junto al Señor, con un significado nuevo. El “Ver y creer” de los discípulos han de ser también los nuestros. Renovemos nuestra fe. Que Cristo sea en todo nuestro Señor. Dejemos que su Vida vivifique a la nuestra, seamos apóstoles y discípulos suyos. Dejémonos guiar por el amor y anunciemos a todo el mundo la felicidad de creer en Jesucristo. Jesús resucitado nos llama a comprometernos con la esperanza, a trabajar por crear esperanza a nuestro alrededor en este mundo de hoy, donde abunda la desesperación y la angustia. Seamos testigos esperanzados de su Resurrección. Que nuestra vida sea transparente al Amor que la resurrección de Cristo ha depositado en nuestros corazones.
imprimir